Krups Quattro Force Arabica Latte


Krups Quattro Force Arabica Latte EA819E – Cafetera Superautomática 15 Bares, Pantalla LCD, Programas de Leche y Personalización Bebidas, Molinillo Metálico Profesional, Modo Limpieza, Jarra Leche.
Cafetera automática 15 bares de presión para resultados profesionales; botones grandes e intuitivos para preparar cafés óptimos en casa; panel de control simple, pantalla LCD para prepara espressos y cappuccinos con tan solo pulsar un botón.
Guarda hasta 4 recetas personalizadas: 2 bebidas sin leche y 2 con leche; cafetera espresso superautomática fácil de limpiar gracias a su función de limpieza automática, con una jarra de leche fácil de instalar, extraer y limpiar.
Calentamiento rápido en solo 30 segundos comenzará a fluir tu café gracias a su tecnología de calentamiento; su eficiencia energética (A) también permite ahorrar energía y su sistema de mantenimiento y limpieza también ya que están automatizados.
Molinillo cónico de acero inoxidable que ofrece unos resultados de consistencia óptima y extrae el máximo sabor, gracias al sistema de prensado UltraFlat ofrece un resultado uniforme gracias a sus 30 kg de fuerza hidráulica.
Diseño inteligente para hacerte la vida más fácil: depósito de agua extraíble con capacidad de 1.7 L y contenedor de café de 260 gramos de fácil acceso y depósito para café molido; también incluye la jarra de leche de 3 piezas.
El sistema Quattro Force interviene en cada fase del proceso optimizando los procesos de molido, compactación, filtración y autolimpieza; la función de autolimpieza drena el sistema compacto después de preparar cada café como lo haría un profesional.
Las cafeteras Krups se someten de manera aleatoria a estrictos controles de calidad para asegurar su funcionamiento; las pruebas incluyen el llenado de agua y la preparación de café, por ello se pueden encontrar pequeños restos en la máquina.

Más Información

El café fuerte me resucita, me causa un escozor, una carcoma singular, un dolor que no carece de placer. Más me gusta, entonces, sufrir que no sufrir

Napoleón Bonaparte